fbpx
objetivos del desarrollo sostenible

¿Qué es sostenibilidad?

La sostenibilidad es un concepto que actualmente no para de repetirse en los medios de comunicación. Muchas veces en relación con el clima. Pero ¿realmente sabemos qué es la sostenibilidad? O ¿qué es el desarrollo sostenible? O, mejor aún, ¿cuáles son los Objetivos del Desarrollo Sostenible?

Para no complicarnos demasiado empezaremos con la definición de sostenibilidad. Ojeando la RAE vemos que sostenibilidad es “una cualidad de sostenible”, pero esto nos deja quizá un poco más confusos que antes. Entonces, ¿cuál es la definición de sostenible? – te estarás preguntando. Pues bien, según la RAE, sostenible es un adjetivo que se utiliza “especialmente en ecología y economía” y hace referencia a alguna cosa o proceso “que se puede mantener durante un largo periodo de tiempo sin agotar los recursos o causar graves daños al medio ambiente”.

Bien, parece que la cosa empieza a tener más sentido, ¿verdad? Entonces podríamos decir que, el concepto de sostenibilidad se define como todo aquello que mantiene el equilibrio entre el consumo responsable de los recursos del ecosistema y la satisfacción de nuestras necesidades. Es una relación social y ecológica, que también afecta al plano económico. Esto es así porque muchas de nuestras necesidades básicas – comer, vestirnos, nuestro hogar, … – están ligadas a la compra de productos y servicios, que pueden ser sostenibles o no.

¿Qué es el desarrollo sostenible?

Unido al concepto de sostenibilidad tenemos el desarrollo sostenible. Otro concepto que quizá nos suena un poco enrevesado cuando lo oímos en las noticias. Pero vamos a intentar explicarlo de forma sencilla y directa.

La definición del desarrollo sostenible se podría resumir como el proceso que mantiene en equilibrio el cuidado del medio ambiente, el bienestar social y el progreso económico. Dicho así parece obvio, pero este concepto implica muchos beneficios para nosotros y para el futuro de la humanidad y el planeta. Solo tenemos que profundizar un poco más en sus bases.

Es una concepción que tiene puesta la vista en el presente y en el futuro. Pone el foco de atención en el uso responsable de los recursos que son limitados y escasos, sin comprometer el bienestar de ninguna comunidad del planeta, ni frenar el crecimiento económico de las personas, ciudades o países que apuesten por este estilo de vida. Asegurando así que las próximas generaciones también sean capaces de satisfacer sus necesidades.

Como habrás podido observar, todos estos conceptos que giran en torno a la sostenibilidad, tienen 3 factores en común: el medio ambiente, la sociedad y la economía. Pues bien, éstos también podemos definirlos en relación a la sostenibilidad, teniendo como resultado:

  • Sostenibilidad ambiental o Sostenibilidad del medio ambiente: preservar el ecosistema y su biodiversidad, frenando el cambio climático y protegiendo los océanos, el suelo terrestre, el agua dulce y la calidad del aire.
  • Sostenibilidad social: cohesionar a la población y conseguir una estabilidad en la que todas las comunidades cuenten con los recursos necesarios y las mismas oportunidades. Poner fin a la pobreza, el hambre en el mundo y la explotación infantil serían solo tres de los resultados que implica este punto.
  • Sostenibilidad económica: asegurar que, tanto la sostenibilidad ambiental como la social, sean rentables. Una de las formas sería fomentando la innovación e infraestructuras que hagan posible una producción y un consumo sostenible.

¿Cuáles son los objetivos del desarrollo sostenible?

A muchos ya nos suena la Agenda 2030, pero ¿de dónde viene? Pues bien, todo empezó cuando la Organización de las Naciones Unidas (ONU) presentó en la Cumbre del Desarrollo Sostenible, a finales del 2015, los 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) que deberían alcanzarse en los siguientes 15 años.

Estos objetivos engloban acciones en el ámbito ambiental, social y económico, tal y como contábamos en el apartado anterior. Todos los habitantes del planeta tenemos que ser una parte activa de los ODS. Los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y las personas como tú. Todos somos responsables de que estos objetivos se cumplan.

 

Estos nuevos objetivos presentan la singularidad de instar a todos los países, ya sean ricos, pobres o de ingresos medianos, a adoptar medidas para promover la prosperidad al tiempo que protegen el planeta. Reconocen que las iniciativas para acabar con la pobreza deben ir de la mano de estrategias que favorezcan el crecimiento económico y aborden una serie de necesidades sociales, entre las que cabe señalar la educación, la salud, la protección social y las oportunidades de empleo, a la vez que luchan contra el cambio climático y promueven la protección del medio ambiente” – en la web de la ONU podéis encontrar información detallada sobre la aplicación, supervisión y coste de la Agenda 2030. 

¿Qué podemos hacer cada uno de nosotros para alcanzar los Objetivos del Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030?

Hay muchas cosas que podemos hacer, desde un consumo responsable hasta instalar fuentes de energía renovables en nuestra casa. Lógicamente cada acción cuenta. Pero no debemos agobiarnos con todos los cambios que podríamos hacer y que no estamos haciendo. Ya sea por falta de medios, conocimiento, tiempo o dinero. Aunque, poco a poco podemos ir enfocando nuestro estilo de vida hacia una vida sostenible, junto con unos hábitos de vida saludables.

  1. Podemos empezar invirtiendo algunas horas de nuestra semana en educación ambiental. Buscar documentales o leer sobre el medio ambiente, el cambio climático o el calentamiento global.
  2. Podemos fijarnos el reto de vivir sin plástico (o consumir el menos posible) durante un periodo de tiempo. De esta forma reduciremos nuestra huella ecológica y el impacto ambiental.
  3. Hay otras acciones que podemos hacer a diario y que no serían tan difíciles de implementar. Como subir por las escaleras en vez de coger el ascensor, desconectar los aparatos eléctricos cuando no los vayamos a utilizar o reciclar de manera adecuada.

Por supuesto, la lista de todas las cosas que podemos hacer es interminable y se merece otro artículo. Por eso dejamos este pequeño adelanto, para que empieces a pensar en qué podrías hacer para salvar el mundo.

¿Qué acciones sostenibles has implementado en tu vida?

Como siempre, dejamos una recomendación relacionada con el tema de este post. Esta vez es un documental de 1 hora y media.

  • La era de la estupidez, ver aquí.

¿Y tú qué opinas?

A %d blogueros les gusta esto: